Por qué validar el código HTML y CSS

Dificultad: Fácil
Tiempo de Lectura: 2 minutos

Después de crear un página web, es recomendable utilizar el servicio de validación http://validator.w3.org ó http://jigsaw.w3.org/css-validator/ para comprobar si el código HTML / CSS cumple con el estádar del W3C para su tipo de documento. Para utilizar el servicio de validación, seguiremos los siguientes pasos:

– Iniciamos un navegador y colocamos la dirección http://validator.w3.org ó http://jigsaw.w3.org/css-validator/

– Si queremos validar un página que aún no hayamos publicado en el servidor web, hacemos clic en Examinar dentro de Validate by file upload. Esto nos permite cargar un archivo de nuestra máquina local.

– Hacemos click en Check

Una vez hayamos completado estos pasos el explorador web nos enviará la página web que hayamos introducido o seleccionado al sitio web del w3c. El programa de validación del sitio examinará el documento XHTML y enviará al explorador web una página de resultados.

Debemos de tener en cuenta que el documento HTML o XHTML es válido ,es decir, cumple el estándar, sólo cuando no hay errores. Por lo tanto, si vemos errores, los corregimos en el documento web y repetimos el procedimiento de validación. La web de validación no sólo ofrece una lista de errores, también ofrece sugerencias de corrección que tiene que realizar para que el código cumpla el estándar.

 

¿Qué problemas generan los códigos no válidos?

 

Compatibilidad con navegadores

Si el codigo no es valido, deja abierta la posibilidad de que la página no se vea en forma correcta en algunos navegadores. Por ejemplo, si utilizamos algunas propiedades de CSS3, el código generado no será válido, pero además, es altamente probable que no sean visibles por algunos navegadores.

Otro ejemplo es la necesidad de utilizar diferentes prefijos para algunas propiedades de CSS3 para cada tipo de navegador, lo que nos obliga a colocar varias líneas de código para conseguir un mismo efecto.

Visualización correcta

Escribiendo códigos válidos nos aseguramos que la página que estamos creando será visible en forma correcta en la mayoría de los navegadores.

Facilidad de mantenimiento

Un código válido es mucho más simple de mantener que uno que no lo es. El desarrollo de códigos limpios y válidos simplifica en forma notoria la tarea de realizar modificaciones posteriores, tanto por parte del diseñador como de otra persona.

Menor cantidad de “hacks”

Para que los diseños sean visibles por todos, muchas veces los diseñadores deben recurrir a sentencias condicionales o a “hacks” (el término define códigos que son adaptadas a un navegador específico para mostrar un elemento de la forma en que otros navegadores lo hacen).

El hecho de que todos los navegadores actuales estén convergiendo hacia los estándares de la W3C, hace que este tipo de recursos en algún momento pasen a ser obsoletos, lo que representará un ahorro enorme para los diseñadores de páginas web.

Conclusión

También existen otros tipos de razones para crear códigos HTML y CSS que sean completamente válidos. Por ejemplo, el simple hecho de saber que las cosas se hacen bien, más allá de su funcionalidad. Si se pueden obtener los mismos resultados con códigos válidos que con códigos no válidos, no existe la necesidad de utilizar elementos que no pasen la validación, y en todo caso, hacer las correcciones necesarias solo puede hacernos perder unos minutos.


¿Te resultó útil el artículo? Compártelo con tus colegas: