Consejos para optimizar tu sitio para Bing

Dificultad: Fácil
Tiempo de Lectura: 3 minutos

Si bien Google tiene en sus manos a más de las 2/3 partes del mercado de las búsquedas en Internet, hay otros buscadores allí afuera y estos conforman ese 33% restante, lo cual equivale a muchos millones de búsquedas cada día. La mayoría de la gente (en donde me incluyo) tiene preferencia por Google, pero cualquier persona que se encargue del SEO de un sitio no debería olvidar que existen otros buscadores, y por lo tanto otras oportunidades de atraer más visitantes a nuestra web. Hoy les daremos algunos consejos para optimizar nuestro portal de cara al buscador Bing de Microsoft, y así tratar de conseguir más visitas.

Actualmente Bing tiene una cuota de mercado cercana al 20%, mientras que Yahoo tiene un 9% y otros buscadores menores se quedan con el resto. Estamos hablando de que Bing es el segundo buscador más utilizado de Internet, por lo tanto es importante prestarle atención. Hay que destacar una cosa: a Bing lo prefieren más las personas mayores a 25 años, ya que los usuarios menores a esa edad suelen recurrir a Google, y además también es muy usado por público que percibe un ingreso monetario medio-alto. Teniendo esto en cuenta, vamos a lo importante:

1) Los requerimientos de Bing:

Al igual que Google, Bing también tiene ciertos requerimientos para indexar sitios web, y de hecho son bastante parecidos:

-Rapidez. Esto siempre ha sido un elemento clave presente en todos los buscadores. Cuanto más rápido sea tu sitio, mejor lo posicionas.
-robots.txt: esta es la primer cosa que los bots de Bing buscarán en tu sitio, asegúrate de que esté presente y configurado.
-Un sitemap (mapa del sitio): también está entre los primeros archivos buscados.
-Redireccionamientos: Bing valora los redireccionamientos, en especial el 301, y de hecho recomienda usarlo.

2) Indexación: la indexación inicial de nuestro sitio es muy sencilla, ya que solo debemos enviarlo a Bing y sentarnos a esperar. Si estamos haciendo las cosas correctamente, en un par de semanas nuestra web estará posicionada entre los resultados de búsqueda, aunque probablemente no en la primera página.
Agregar el sitio en tu cuenta de Herramientas de Webmaster de Bing también ayuda en este punto.

3) El dominio: aquí se toma en cuenta la extensión del dominio y su edad. Para Bing los dominios son como los vinos, es decir que cuanto más viejos, mejor. Eso no es todo, porque además los dominios «oficiales» del estilo .org, .gub, .edu, etc. se ven más beneficiados.

4) Palabras clave: los algoritmos de Bing no son tan complejos como los de Google, ya que el buscador de Microsoft prefiere las palabras clave sencillas y simples. Google por otro lado busca «palabras» clave que ya prácticamente se convierten en frases y oraciones. Para llamar la atención de Bing coloca tus palabras clave en etiquetas como H1 y H2, en el título y en meta descripciones.

5) Flash: quizá la diferencia más notoria entre Google y Bing sea Flash. Mientras que el primero lo rechaza por completo, el segundo lo recibe de brazos abiertos. Por supuesto usar mucho Flash puede ser un arma de doble filo, ya que le caerás bien a Bing pero Google (que tiene mayor cuota de mercado) no estará nada contento.

6) Redes sociales: las redes sociales como Facebook, LinkedIn o Twitter también pueden influir en Bing. Cuanto más se comparte tu contenido en estos medios más posibilidades hay de que le gustes al buscador.

En conclusión, Bing no es un motor de búsquedas popular, aunque eso no quiere decir que no procese muchos millones de consultas cada mes. Ciertamente se trata de un motor que le puede dar un empujón a nuestra web, y se espera que en el futuro tenga una influencia cada vez mayor.

¿Te resultó útil el artículo? Compártelo con tus colegas: