Cómo instalar PostgreSQL en CentOS

Dificultad: Fácil
<b>Tiempo de Lectura:</b> 2 minutos

PostgreSQL, para quienes no lo conocen, es un sistema de gestión de bases de datos objeto-relacional. Su código fuente está disponible libremente para todos y el software en sí se distribuye bajo la licencia BSD. Con el paso de los años, luego de su lanzamiento inicial en 1995, PostgreSQL se ha convertido en el sistema de gestión de bases de datos de código abierto más potente del sector del hosting, además de eso, sus últimas versiones han recibido muchas mejoras y lo cierto es que no tienen nada que envidiarle a las alternativas comerciales.

PostgreSQL hace uso de un modelo cliente/servidor y en lugar de multihilos utiliza multiprocesos, lo cual permite garantizar una mayor estabilidad en el sistema. Un fallo en uno de los procesos del servicio no afectará al resto y el sistema podrá seguir funcionando.

Hoy vamos a ver cómo instalar PostgreSQL 9.3 (la última rama estable) en un servidor Cent0S 6.x. Cabe mencionar que este tutorial también debería servir para otras distros que usen RPM, como por ejemplo Fedora o RHEL. Como siempre, recuerden realizar los backups que consideren necesarios antes de comenzar.

 

Cómo instalar PostgreSQL en CentOS

Primero que nada debemos añadir el repositorio según la arquitectura de nuestro servidor:

Para servidores CentOS de 32 bits:

rpm -Uvh http://yum.postgresql.org/9.3/redhat/rhel-6-i386/pgdg-centos93-9.3-1.noarch.rpm

Para servidores CentOS de 64 bits:

rpm -Uvh http://yum.postgresql.org/9.3/redhat/rhel-6-x86_64/pgdg-centos93-9.3-1.noarch.rpm

Si vas a realizar la instalación en otra distro, recuerda buscar el RPM adecuado en la página del repositorio.

El próximo paso es instalar el software:

yum install postgresql93-server postgresql93

Eso dejará PostgreSQL instalado, pero aún debemos completar algunos pasos antes de poder usarlo. Vamos a iniciar el proceso para las bases de datos:

/etc/init.d/postgresql-9.3 initdb

Si ese comando falla, debemos usar:

/usr/pgsql-9.3/bin/postgresql93-setup initdb

No se preocupen si demora un poco, la primera vez es normal.
A continuación iniciamos el servicio:

service postgresql-9.3 start

También conviene que lo configuremos para que se inicie automáticamente tras un reinicio:

chkconfig postgresql-9.3 on

¿Cómo podemos verificar la instalación? Basta con correr lo siguiente:

su - postgres

Ahora usamos el comando psql para acceder a la consola de PostgreSQL, donde podremos ver inmediatamente la versión instalada:

psql

Y eso es todo, siguiendo estos sencillos pasos PostgreSQL ya debería estar corriendo en tu servidor CentOS.


¿Te resultó útil el artículo? Compártelo con tus colegas: